Forrar cajas de madera con técnicas originales

0
991

¿Cuántas cajas de zapatos o cajas de madera habrán pasado por casa? Decenas y decenas seguramente… No las desprovechéis. Con técnicas como las que os vamos a contar para forrar cajas, podéis darles una nueva vida.

Os aseguramos que forrar cajas no es difícil. De hecho, es con lo que mucha gente se inicia en el mundo de las manualidades. Todo el mundo puede hacerlo, grandes y pequeños. Lo que cambia, son los resultados, pero con un poco de práctica y con estas ideas y consejos que vamos a darte, tu primera caja ¡parecerá hecha por un auténtico experto! ¿Preparada?

Te contamos las diferentes técnicas que puedes utilizar:

Forrar cajas combinando decoupage y scrap

¿Todavía no tienes claro qué es el decoupage? Es sencillo.Se trata de combinar decenas de materiales en una misma caja sin perder la unidad (servilletas, flores, papel pintado, botones… ¡lo que quieras!). Los resultados de esta especie de collage son increíbles. Gracias a los materiales y plantillas que venden en tiendas de decoración, podemos hacer una caja como ésta. En el vídeo se combinan varias técnicas. Primero, se pinta la caja, después se forra una parte con papel y por último se decora con flores naturales. La originalidad depende de cada uno. Si prefieres completar con otro material que no sean flores… ¡adelante! Puedes utilizar fotos, recortes de periódicos, partituras…

Os dejamos también este ejemplo vintage que nos ha encantado. Han utilizado una partitura para la primera capa, un fragmento de página de libro antiguo y por último unas flores y sobre un poco de esparto. en la parte frontal está el detalle del corazón hecho de madera y una flor artificial.

forrar cajas decoupage
Fuente: tuttiguardanolenuvole

Forrar cajas de madera con tela

Si vas a forrar cajas con tela, opta por una caja de madera. Los resultados son mejores que con cajas de cartón ya que son más duras y estables y ofrecen más facilidad para ‘tapizarla’. En este caso, recomendamos una caja de madera de fruta. Además, en este tutorial no solo aprenderéis a forrar la caja con tela, sino a incluir relleno para que quede acolchada. Los usos son múltiples. Las mamás pueden utilizarlo para guardar los pañales del peque y las más aventureras, como caja de picnic donde guardar la vajilla (al ir acolchado no hay peligro de que se rompan los vasos y los platos).

Y con este ejemplo de caja, os demostramos de nuevo que estas técnicas no tienen límites. No hace falta ceñirse a las normas de cajas con tela fina, pegada a la madera… Atención a esta caja tan original forrada con lana de colores. Además han dejado una abertura en la parte central y la han convertido en un dispensador de pañuelos. Nos encanta la idea. Probad con diferentes tejidos (ganchillo por ejemplo) y descubrid nuevos resultados.

forrar cajas con ganchillo
Fuente: karinaandehaak

Forrar cajas con papel

Es la técnica más usada y la más fácil de realizar. La clave está en escoger un papel original y tener paciencia para que no queden dobleces o ‘pompas’. En este caso, es una caja de madera, donde el papel se adhiere mejor. Han escogido un papel diferente para el interior y el exterior. Es sencillo, pero como ves, los resultados son geniales. Mete un regalo en su interior y será el envoltorio más original del cumpleaños.

Y una vez manejada la técnica, puedes empezar a experimentar con los papeles. Prueba con ésta idea que hemos encontrado. Forrar cajas con mapas mundi. Las viajeras seguro que ya tienen inspiración para forrar cajas a partir de ahora.

forrar cajas con papel
Fuente: muymolon

Como ves, las cajas son muy versátiles y si además las decoras, les darás un toque personal y único. De hecho, puedes crear hasta muebles con ellas (como te contábamos en el post de muebles hechos con cajas) o incluso un árbol de Navidad con cajas recicladas. ¿Se te ocurren más ideas? ¡Compártelas con nosotros!

Dejar respuesta