Tricotar: Ideas fáciles para tejer con dos agujas

Ideas fáciles para tejer

Ahora en Navidades hay mucho tiempo para empezar cosas como la lectura de un libro, algún curso, escribir, jugar a videojuegos o, incluso, aprender a tricotar. Realmente no es tan complicado y se pueden hacer cosas maravillosas. El mundo del tricot ofrece miles de oportunidades para hacer artículos decorativos y mucha ropa. Gorros, jerséis, bufandas, guantes… son muchas las opciones que se encuentran en el menú del «hilo y la lana». Si buscas ideas sencillas para empezar en este mundillo, echa un vistazo al post.

Ideas fáciles para tejer

Bufanda de punto Bobo

Tu primer trabajo podría ser una bufanda o un cuello de lana. Cuando se está aprendiendo a tricotar las ilusiones son muchas y se pueden encontrar proyectos relativamente sencillos para empezar. Una bufanda o un cuello de lana no es algo complicado y, sin embargo, tiene un resultado espectacular.

Si buscas un proyecto sencillo, el cual te permita coger algo de soltura con las agujas, este es el tuyo. En el vídeo tutorial aprenderás a montar los puntos sobre las agujas y a tejerlos del derecho y del revés. Por último, aprenderás a cerrar la labor.

Aunque básicos, estos conocimientos dan pie a miles de proyectos sencillos y arrebatadores. Este cuello/bufanda está tejido en punto bobo o también llamado Santa Clara. En este caso todas las vueltas tejidas van con punto del derecho. Luego se unen por los extremos y se puede quedar tal cual o bien agregarle algún adorno como un par de botones a juego.

Ideas fáciles para tejer

Cuello de punto bobo reversible

En este otro vídeo tutorial podrás aprender a hacer un cuello divino de punto, pero esta vez va a ser reversible. De esta manera te lo puedes poner como quieras. Es un cuello tejido también en punto Bobo o Santa Clara, pero con unas agujas y una lana un poco más gruesa.

Ideas fáciles para tejer

Diadema turbante en punto de jersey

Este proyecto te va a encantar puesto que se trata de las famosas diademas tipo turbantes, pero para invierno. Las hemos visto en primavera y en otoño, pues ahora toca con tejido de invierno. Si estás empezando en el mundo del punto y quieres empezar por proyectos sencillos, te dejamos con este vídeo tutorial.

Escoge el color que quieras para tu turbante de punto. Es más fácil de lo que parece y además el punto jersey, con el que está hecho, es fácil de seguir. Se trata de un punto que alterna una vuelta del derecho y la otra del revés. También puedes elegir escoger otro tipo de punto para crear este turbante.

Lo suyo, a modo de consejo, es evitar escoger unas agujas muy gruesas. Al ser un turbante para la cabeza, quedará mejor con un punto más fino. También diré que es mejor hacer el turbante un pelín más ceñido, puesto que luego la lana da un poco de sí.

Ideas fáciles para tejer

Lazo para coletero

Por último, os dejamos con una monada de lazos coleteros, hechos en punto. Como ves es una idea fantástica, sobre todo para los más pequeños de la casa. Además, es un proyecto muy sencillo que podrás hacer en pocos pasos y, así, decorar los peinados infantiles como coletas y trenzas. Personaliza los coleteros que tengas en casa con estos lazos de punto.

Consejos para tus comienzos haciendo punto

Ideas fáciles para tejer

Aprender a hacer crochet desde cero es muy posible, sobre todo si le dedicas algo de tiempo, ganas y esfuerzo. Además, siguiendo sencillos pasos básicos seguro que llegarás a hacer hermosas labores y proyectos de lana o hilo.

En la actualidad hay numerosas técnicas que puedes seguir para crear preciosas elaboraciones. Lo más importante es aprender, como mínimo, los puntos clásicos y luego añadir un poco de tu imaginación.

Elegir el tipo de aguja: La elección de las agujas es importante. Importa su grosor pero también su tipo de material. De esta manera es fundamental, cuando vayas a comenzar, saber también el tipo de labor que vas a hacer. Para iniciarte aún mejor en este mundo es mejor plantearte elegir una aguja de metal que pesa poco y, más adelante, cuando cojas más soltura, ya podrás escoger otros materiales como la madera o el plástico.

Comienza la labor: Para empezar casi cualquier labor primero parte de un nudo deslizado. Luego pasa la hebra por encima del dedo índice de tu mano izquierda (si eres diestro) y luego desde abajo hacia arriba, pasa la hebra sobre tu pulgar. Seguidamente agarra las dos hebras que quedan sueltas, con el resto de dedos de una mano, y la aguja con la otra. Ahora introduce en la lazada que queda en el pulgar. A partir de aquí con el gancho recoge de derecha a izquierda la hebra del dedo índice e introduce esta a través de la lazada del pulgar. Después suelta esta lazada y estira un poco la hebra hasta que se afloje el punto. Este será el punto de inicio donde empieces tu cadeneta.

La cadeneta es la base de cualquier labor que vayas a hacer: existen algunas labores que pueden prescindir de este punto, pero la mayoría lo lleva. Es el punto más simple y sirve para comenzar con una nueva hilera.

Punto bajo: Otro punto básico al que también se llama medio punto. Se trata de un punto más compacto y denso. Su misión es la de cambiar a la hilera siguiente y equilibrar la diferencia de altura con la misma. Para hacerlo primero realiza una cadeneta extra .

Punto alto: Este es otro de los puntos muy utilizados en las labores. Este punto básico, también llamado punto vareta, tiene el doble de altura que el punto bajo y forma un tejido más suelto que el anterior.

Rematar la labor: Una vez finalizada tu labor es importante rematar las hebras sueltas para que no se vayan. Para hacer esto puedes usar una aguja para bordar o coser lana. También puedes utilizarla para unir las piezas entre sí, dependiendo tu tipo de labor.

¿Te ha sido de utilidad este post con ideas fáciles para tejer?  ¿Buscas ideas para reciclar de todo un poco para el hogar? ¿Necesitas peinados y recogidos fáciles para el día a día? ¿Quieres saber algunos consejos para pintar los muebles de madera?

Ir arriba