¿Cómo limpiar las lamas de una persiana?

Las persianas permiten dar más privacidad, regulan la luz y son un elemento de seguridad añadido para proteger nuestras ventanas. Pero estas se suelen ensuciar rápido por la suciedad del exterior de la casa. Por eso, necesita de un mantenimiento regular y aquí te vamos a mostrar los pasos a seguir para realizar una limpieza efectiva en las lamas de la persiana.

La mejor forma de limpiar las persianas

La mejor manera de eliminar la suciedad de las persianas es usando agua y jabón.

Pero, para que no tengas que gastar mucho tiempo y esfuerzo limpiando las lamas de la persiana, lo mejor es tener un buen hábito de limpieza y ser constante en la limpieza de la persiana. Se recomienda limpiarlas, al menos, una vez a la semana.

Además, a la hora de lavar las persianas, es muy importante contar con productos de limpieza adecuados entre los que destacamos:

  • Bayeta de microfibra.
  • Jabón líquido.
  • Agua tibia.
  • Cepillo suave.
  • Bicarbonato de sodio.

Antes de ponerte manos a la obra, has de bajarlas y sacudir todo el polvo que se haya podido quedar incrustado. Con la ayuda de un cepillo suave, elimina el polvo de las persianas (también podrás usar bayeta de microfibras o aspiradora de mano). Realiza esto siempre antes de aplicar cualquier jabón o producto de limpieza y agua.

Pasos a seguir para limpiar las lamas de las persianas

Una vez hecho lo anteriormente recomendado en el punto anterior, has de seguir los siguientes pasos:

  • Tras retirar toda la suciedad y polvo de la persiana, pasa la bayeta de microfibras húmeda por la persiana para eliminar cualquier suciedad que haya podido quedar.
  • Este proceso has de realizarlo tanto en el interior como en el exterior (sin que tu vida corra peligro si vives a bastante altura).
  • A continuación, seca por completo la humedad de la persiana.
  • Tras esto, cuando vayamos cerrando la persiana, iremos limpiando cada lámina poco a poco. En caso de no acceder a las láminas superiores, puedes coger una escalera o conseguir un palo cuyo extremo tenga un paño.
  • Para realizar el secado final, es mejor usar un trapo o bayeta suave (microfibras).
  • Ya que estás en la labor, también puedes limpiar la cinta de la persiana.
  • Y ya tendrás tu persiana limpia y como nueva.

Cómo limpiar las lamas de la persiana por fuera sin desmontarla

Para alguna que otra persiana, limpiar la parte exterior de la persiana se ha convertido en todo un deporte de riesgo (sin arneses, ni cascos, etc.). Bromas aparte, es un asunto muy serio y que puede poner en riesgo la vida ante una posible caída y todo por limpiar la persiana.

Pero existen métodos mucho más sencillos y cómodos que puedes seguir y no tener que ver la limpieza de las persianas por su cara exterior como un desafío.

  • Tira de la cinta que sube la persiana hasta que estén el mayor número de lamas recogidas. Tras esto, abre la tapa del cajón y en su interior encontrarás la parte exterior de la persiana mirando hacia ti.
  • Coge un recipiente con agua y jabón, moja una esponja y comienza a frotar la parte visible.
  • Seca las lamas húmedas o puedes dejarlas secar al aire.
  • Ve desenrollando poco a poco la persiana a medida que vayas limpiando las lamas.
  • Y ya tendrás tu persiana totalmente limpia.

Como has podido comprobar, limpiar las lamas de una persiana no es una tarea complicada y tampoco tendrás que quebrarte la cabeza en caso de necesitar limpiar las lamas por su cara exterior.

Ir arriba