Decoración con calabazas

La calabaza es una planta de la familia de las Cucurbitáceas entre las que encontramos una gran variedad para plantar y comer. Por ejemplo, tenemos la típica calabaza grande y naranja, la que utilizamos en Halloweeen y llamada Zapallo, el melón, el pepino, la sandía, el calabacín o el jícaro, o calabaza del peregrino.

La época ideal para plantarlas es en primavera, porque así podremos recoger su fruto en verano (como los pepinos o melones) o en otoño. Pero además de su valor alimenticio y nutritivo y sus propiedades beneficiosas para el cuerpo humano, también podemos utilizarlas como decoración, al menos algunas de ellas.

Bien es sabido que los zapallos son utilizados en halloween,  o las calabazas de peregrino secas sirven para colgar y ambientar una decoración rústica. Todas ellas combinadas en un centro de mesa también son una buena idea.

Ir arriba