Libro-silla o silla-libro

«Take a Seat» significa «toma asiento» en español, pero también es el nombre de un libro, más concretamente un libro-silla o una silla-libro. Son dos objetos a priori antagónicos ¿qué tiene que ver un libro con una sillas? pues que quizás pueden provenir de la misma materia prima, el árbol, pero no.

Darris Hamroun ha hecho que tengan que ver gracias a un sistema por el que la silla se pliega de forma que se parece convertirse en un libro y pasar desapercibida, sobre todo no ocupar espacio.

Es muy sencilla de plegar y desplegar aunque evidentemente no es un asiento para usar a diario, sino excepcionalmente, cuando nos haga falta una silla más en casa.

Más información: Darris Hamroun

Vía: Yanko Design

Ir arriba