DIY: pasteles de miedo en frasquitos ¡para la noche de Halloween!

Se acerca la noche De Brujas o llamada también Halloween, una fiesta de origen celta que no solamente los países anglosajones  celebran todas las noches 31 de octubre, sino que cada vez más países de alrededor de todo el mundo se están sumando a esta antigua tradición.   Además, aunque esta fiesta la disfrutan más los más pequeños, también hay adultos que salen a divertirse vistiéndose con sus dfisfraces más terroríficos.

Yo no recuerdo que de pequeña lo celebrásemos, ya que en España solamente se celebra el día siguiente el Día de Todos los Santos, y se rinde culto a todos los muertos con otro tipo de celebración, como por ejemplo, hacer unos dulces típicos riquísimos llamados torrijas. Pero sin embargo, ahora hay que adaptarse a los nuevos tiempos y la verdad es que también me parece divertido el hecho de celebrar Halloween. El otro día encontré éste videotutorial que os muestro y quiero compartir con vosotros, porque la verdad es que ¡me encantó!

DIY: pasteles de miedo en frasquitos ¡para la noche de Halloween!

Necesitamos:

  • pastel que viene en caja
  • 2 cuencos
  • colorante
  • 2 frascos de cristal
  • bandeja refractaria
  • batidora
  • 250 gramos de mantequilla
  • azúcar glass
  • extracto de vainilla
  • leche
  • rotulador permanente

Pasos que tenemos que seguir:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar la masa del pastel que compramos siguiendo las instrucciones de la caja, y cuando la tengamos la dividimos en 2 cuencos.
  2. Una vez que tenemos 2 partes de masa separadas, echamos un poco de colorante artificial, diferente en cada una. Para la calabaza usaremos colorante amarillo y rojo, para que se haga una mezcla naranja. Para el diseño de Frankestein utilizaremos colorante verde. Removemos cada mezcla, uniendo bien los colorantes.
  3. Después pasaremos cada masa en un frasco de cristal diferente, llenándolos solamente hasta la mitad.
  4. Posteriormente ponemos los dos frascos encima de una bandeja refractaria, e introducimos en ésta un poco de agua, para no quemarse.
  5. Introducimos la bandeja con los frascos al horno, siguiendo las instrucciones de la cajita de pastel que hayáis comprado, poniéndolo a la temperatura que indique, al igual que el tiempo que deben de estar metidos.
  6. Mientras están los pastelitos haciéndose en el horno hacemos el betún batiendo 250 gramos de mantequilla con la batidora , mezclando con el azúcar glass, una cucharada de extracto de vainilla y 2 cucharadas de leche.
  7. Cuando esté la mezcla, introducimos otras 2 tazas y media de azúcar glass aproximadamente, batiendo unos 8 minutos.
  8. Ahora hacemos el paso 2 ,pero esta vez con el betún, igualmente. En la de Frankestein echamos 2 cucharadas de cacao en polvo, y colorante negro y removemos.
  9. Cuando saquemos los pastelitos del horno ya hechos, con un rotulador permanente dibujaremos las caritas de los personajes, tanto de la calabaza como de Frankestein.
  10. Después cada betún lo pondremos por encima de cada frasco con ayuda de una manga pastelera y ¡ya tenemos pastelitos para Halloween!

¿Os animáis a hacer estos ricos y originales pastelitos?

Compartir
Artículo anteriorCómo construir un camino de losas
Artículo siguienteCómo crear un jardín vertical
Tengo 21 años y soy estudiante de último curso de Publicidad y RRPP. Soy una amante de las nuevas tendencias. Con muchas ilusiones sobre el futuro, me encanta superarme día a día y lucho por conseguir todos los retos y metas que me propongo. Mis palabras favoritas: CONSTANCIA e ILUSIÓN.

Dejar respuesta