DIY: cómo hacer un organizador de hojas original con cajas de cereales

A todos nos gusta tener en nuestro escritorio o zona de estudio y trabajo todo ordenado, con los papeles en su sitio, pero quizás los organizadores que vendan o son demasiado caros o no nos gustan, y por ello no nos lo compramos.

Hoy os vamos a dar una solución muy sencilla para que tú mismo/a hagas un organizador de hojas con cajas de cereales. De esta forma personalizarás a tu gusto el diseño y te ahorrarás un dinero, ya que los materiales usados son reciclados

https://www.youtube.com/watch?v=fGd-vuMoVJY&list=UU7m3FK3WFFrg77Q5ANCSXow

Materiales que necesitamos para hacer un organizador de hojas con cajas de cereales:

  • 3 cajas de cereales
  • pegamento
  • papel de regalo
  • tijeras
  • cartón grueso

 

organizador de hojas

 

Pasos que hay que seguir para hacer un organizador de hojas con cajas de cereales:

Primero cogemos las 3 cajas de cereales vacías, a poder ser de tamaño grande, de las de 500 o 700 gramos de cereales, todas iguales, y cortamos las pestañas que ayudan a abrir y cerrar la caja, con ayuda de las tijeras.

Para reforzar las cajas y evitar que no se hundan los folios cuando los introduces en ellas, pegamos en cada caja un cartón grueso a medida de cada caja, y así las haremos más fuertes. Lo pegamos con el pegamento que prefieras, ya sea cola blanca, de barra, o cualquier otro que te guste.

Es suficiente poner una sola capa de cartón en cada caja para reforzarlas, pero si quieres que estén aún más fuertes, puedes ponerlo en los dos lados.

Dejamos secar el pegamento, y pegamos una caja sobre otra.

Cuando estén secas, lo forramos con el papel de regalo que más nos guste. Para forrarlo hay que tener cuidado qué pegamento vamos a utilizar, recomendamos de barra ya que si usas uno más líquido con un papel muy fino, te quedarán arrugas.

Hay que dejar el papel suficiente por la parte de atrás para poder taparlo con ello y no se vean las cajas de cereales.

Para el lado de enfrente, haremos unos cortes en las esquinas de las cajas. Después doblamos las pestañas de arriba y abajo y las pegamos hacia dentro.

Igual haremos con los laterales, pero antes pondremos un refuerzo por dentro de cada lado con una pequeña tira de cartón pegada.

Una vez que hayamos puesto todos los refuerzos pegamos las pestañitas del papel sobrante doblándolas hacia dentro.

Si quieres que aún se vea más original, puedes poner los detalles que quieras, como recortes de papel de colores, siempre personalizando el organizador al gusto de cada persona.

Y vosotros, ¿os animáis a hacer vuestro propio organizador?

 

Dejar respuesta