Consejos para cuidar nuestros muebles de madera

La madera es un material muy duradero y resistente, pero tiene la debilidad de que es sensible a los cambios de tiempo y temperatura. Si mantenemos los muebles en el interior de la casa no sueles sudecerles ningún cambio, pero si se mantienen en el exterior la acción del sol, el agua, el frío o el calor hacen mella sobre ellos.

Seguro que habéis observado que las puertas de la calle encajan peor en verano, ya que se hinchan con el calor. Las maderas que están tratadas aguantan mucho más las inclemencias del tiempo pero terminan por estropearse también. En el siguiente vídeo podemos ver unos sencillos consejos para evitar que nuestros muebles se estropeen cuando están en el exterior y con el cambio del tiempo.

Ir arriba