Cómo restaurar un baúl

Los baúles son perfectos por que además de decorar un espacio, también nos sirve para guardar cosas dentro y así, desahogar un poco los otros armarios. Pero como todo, se van poniendo viejos y se van estropeando, y al final, acabamos con ellos en el trastero o garaje por que ya tiene mucho uso y no se ve muy estético.

En este post, te vamos a enseñar como puedes volver a darle vida a ese viejo baúl que ya no te servía  y darle unos años de vida más.

¿Qué necesitas para restaurar un baúl?

Restaurar baúles

Destornillador.

Pinceles.

Brochas.

Cepillo de púas metálicas.

Espátula.

Papel de lija.

Decapante.

Alcohol.

Tinte al agua.

Tapaporos.

Cera.

¡Y comenzamos!

Se tiene que limpiar el interior del baúl y intentar quitar con mucho cuidado,  el papel o tela que recubriese el interior del baúl, en caso de que exista. Para esto, es preferible que utilices papel de lija y una espátula. Intenta quitar también todas las partes metálicas que pueda tener, así como asas o chapas, quítalas con cuidado para no romper la madera.

Si el baúl, por alguna razón tiene restos de carcoma, quiere decir que tiene insectos y no podemos seguir sin eliminarlos. Para ellos, sólo tenemos que comprar algo contra la carcoma y aplicarlo en el baúl.

A continuación, aplicamos una mano de tinte de agua, para que el color de la madera se iguale. Cuando esté seco, pule muy bien la superficie con el papel lija, para eliminar los restos irregulares de los materiales. Seguidamente, aplica dos manos de tapaporos, para esto ayúdate con un paño y cuando este seco, cúbrelo con cera y deja que se seco al menos un día.  Vuelve a colocar todos los herrajes una vez que esté seco y ya tendrás tu baúl presentable de nuevo para decorar tu casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here