Cómo aprovechar el rímel hasta el final

¿Qué solemos hacer cuando se nos termina la máscara de pestañas (o rímel) y vemos que está seco aplicarlo? Pues automáticamente lo tiramos a la basura, o en su defecto lo guardamos por si nos sirve para algo mientras nos compramos uno nuevo.

Pues hemos descubierto que no es necesario tirarlo, al menos no todavía porque las recetas de la abuela también llegan al mundo de la cosmética para ayudarnos a ahorrar. Por solo los/las que consumidos los productos de belleza sabemos lo caro que resulta comprar marcas de calidad, que no hagan daño a la piel y que además garanticen un resultado bonito.

Por eso, si podemos extender un poquito más uso nunca estará de más. Otro día volveremos con más «recetas de la abuela» para artículos de belleza y maquillaje. Mientras podéis aprender como estirar un poco más el contenido del rímel.

Ir arriba