Un acuario en casa

La idea de tener un acuario en casa ocasiona muchas dudas. ¿Dónde se pondrá?, ¿Cómo se limpiará?, además de ese falso mito de que tener peces en casa, da la mala suerte.

Muy al contrario de lo que se piensa, tener una pecera en casa aporta grandes beneficios, según el feng shui ayuda a la relajación mucho más rápidamente y por lo tanto, mejora nuestra calidad de vida, aportándonos grandes beneficios.

¿Cómo cuidar un acuario?

Si de verdad le apasionan los peces, atrévase a colocar un acuario para los peces en su casa. No opte por las peceras circulares, ya que esas peceras sólo le dan ansiedad a los peces y no les dejan casi espacio para moverse; además, cuando viven en un espacio muy reducido, los peces no crecen como deberían, lo que provoca un mal desarrollo de sus órganos y del tamaño del pez, lo que quiere decir que lelpez no crece. Existe demasiada presión sobre un lugar muy pequeño, lo que lo convierte en una trampa mortal para ellos.

Ponga por encima una tapa, no lo deje descubierto. Esto reducirá la evaporación, y además no dejará que caiga polvo dentro del agua, así se conseguirá que no se ensucie tan rápido, e impedirá que los peces salten fuera del agua… ¡Porque, si, saltan fuera!

Es básico el uso del sustrato en las peceras. Coloque una capa de arena para peces, que puede encontrar en cualquier tienda de animales, ¡infórmese!, ya que algunos peces necesitan que la arena esté algo turbia, e incluso a algunos peces, les encanta escarbar en ella.

Al principio puede ser un poco costoso montar un acuario, hay que tener tanques, iluminación, bombas de aire, pero a la larga será un gran complemento en se decoración, del que no se arrepentirá. Actualmente, existen en el mercado un montón de tipos de acuario, incluso vienen ya con todo listo, sólo tienes que preocuparte de meter los peces y ya, aunque tienen un mayor coste.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here