Psicología del color en nuestro hogar

Elegir el color adecuado para nuestra casa no es sólo cuestión de estética. Cada color o tonalidad tiene una personalidad propia y provoca un efecto en las personas, así el color amarillo aporta calidez o el azul frialdad.

Dependiendo de quién vaya a usar la habitación, de la zona en la que se encuentre o de lo que queramos expresar, entre otras cosas, elegiremos un color u otro, aunque siempre debe ir en consonancia con el resto de la casa.  Sin embargo, por muchos colores que haya en la gama a elegir un porcentaje muy elevado al final escogen colores neutros como el blanco, beige o crema. Con ellos no arriesgamos y son colores muy neutros con los que no arriesgamos.

Ir arriba