Muñeco de nieve hecho con palos de helado

0
1037

Esta manualidad es perfecta para hacer con niños pequeños, si quieres que estas vacaciones no se aburran puedes hacer con ellos este muñeco de nieve. Te servirá como adorno navideño y además será super original. 

¿Qué materiales voy a necesitar?

  • palos de helado
  • pintura blanca
  • pintura negra
  • pintura roja
  • cartulinas de colores
  • ojos de plástico
  • tijeras
  • pincel
  • pegamento

muñeconieve

¿Cómo lo hago?

  1. Lo primero que tenemos que hacer para crear nuestro muñeco de nieve es pintar 4 palos de helado con la pintura blanca. Cuando tengamos los palos pintados los dejamos secar y una vez secos pintamos la mitad de cada palo con la pintura de color negro. Los dejamos secar. Pintamos un palo de helado de negro (todo el palo).
  2. Ponemos pegamento en una cartulina o en un folio de color blanco y colocamos encima los palos que hemos pintado de blanco y de negro, de tal forma que nos queden uno al lado de otro, unidos. Ahora cortamos el palo que hemos pintado entero de negro para que no se nos sobresalga mucho, lo pegamos en el centro de los palos, es decir, en la linea que separa el blanco del negro.
  3. A continuación pegamos los ojos de plástico bajo el palo negro, es decir, en la zona blanca. En una cartulina de color naranja dibujamos y recortamos lo que será la nariz del muñeco de nieve, hazlo como si fuera una zanahoria, cuando la tengas lista pégala debajo de los ojos. Con un rotulador de color negro haz una sonrisa para marcar la boca.
  4. Ya solo queda adornar el gorro del muñeco de nieve, la parte de color negro. Haz una estrella en una cartulina amarilla y recórtala, pégala a un lado de la parte de color negra. Si quieres colgar este adorno en algún sitio de la casa o en árbol de Navidad, pega un lazo en la parte de atrás ¡y listo!

Como ves es una manualidad super sencilla, por lo que la puedes hacer con tu pequeños ¡os lo pasaréis pipa!

Dejar respuesta