La limpieza de las alfombras

Con las llegada de la primavera y el verano, muchas retiramos las alfombras que pusimos en la casa o en la habitación para las épocas de frío. Si queremos que nuestras alfombras nos duren mucho tiempo, lo mejor es que las limpiemos antes de guárdalas, hasta el otoño que viene.

Lo primero que tenemos que hacer antes de empezar a limpiar la alfombra, es saber el tipo de alfombra que tienes. No es lo mismo limpiar una alfombra que esté muy tupida a un que tenga el pelo largo. Tenemos que fijarnos bien en eso y ver que productos necesitamos para cada una.

Seguidamente, deberemos pasar el aspirador por encima de la alfombra, ya que de esta manera, quitaremos todo el polvo y las pequeñas paríiculas de cosas que se hayan quedado entre los pelos de la alfombra. A continuación, tenemos que fijarnos en las manchas que tenga la alfombra y elegir un producto de lavado en seco para quitarlas.

Por otro lado es recomendable que no dejemos nunca que una mancha que caiga sobre la alfombra se acabe secando. Es mucho más fácil si la eliminamos nada más producirse evitando de este modo el que al secarse después nos resulte imposible quitarla del todo.

Las alfombras de pelo largo es mejor que las limpiemos, utizando un producto en seco. O si preferimos un truco casero, será ideal que pongamos bicarbonato encima de la mancha y lo dejemos actuar durante toda la noche. Las de pelo corto, mételas en la lavadora, una ve que estén secas no las pongas al sol, ponla en un lugar ventilado pero donde le de sombra.

Las manchas de pintura se pueden eliminar fácilmente con un paño húmedo.

Las de bebidas se puede quitar común poco de agua caliente y jabón. Esta última será útil para a mayoría de las manchas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here