¿Cómo elegir apliques para el dormitorio?

Los apliques de pared para el dormitorio son un tipo de accesorio lumínico que se colocan en estos lugares con el objetivo de dar una determinada luz en el lugar. Por lo general, tienen un uso más bien estético, aunque en ciertos eventos o ubicaciones pueden tener un uso funcional, elevando el rendimiento a la hora de hacer determinadas actividades.

¿Estás buscando los mejores apliques para dormitorios? Teniendo en cuenta las diferentes aplicaciones que pueden tener, es importante conocer de antemano el uso que se les va a dar, para no cometer ningún error a la hora de adquirirlos.

Esperamos que este artículo te sirva de guía para saber cómo escogerlos.

¿Qué debemos tener en cuenta al elegir apliques para dormitorios?

1.     Tipo de aplique

Hay muchos tipos de apliques en el mercado. Cada uno de ellos tiene unas características y prestaciones que deberías conocer antes de comprarlos. Aquí te hablamos sobre los 3 más comunes:

·Aplique estándar: son los más comunes. Se pueden usar para conseguir diferentes zonas de iluminación y/o con fines decorativos.

·Aplique de pared con brazo articulado: son algo más específicos. Destacan por su flexibilidad, permitiendo ajustar la luz para llevar a cabo tareas como leer, trabajar o meditar. Suponen una buena alternativa para conseguir luces de acento.

·Aplique de vela: finalmente, tenemos los apliques de vela que están más bien pensados para darles un toque decorativo al entorno (por ejemplo, pueden ser perfectos para conseguir un estilo vintage en el dormitorio). También pueden encajar muy bien en escaleras o en pasillos.

2.     ¿Qué uso le vas a dar?

Cómo ya hemos comentado, debes tener bien claro el uso que le vas a dar a los apliques.

Piensa en si estás buscando simplemente algo decorativo para ensalzar el diseño de la estancia, o si necesitas un tipo de luz funcional para alguna acción (como para trabajar o como luz de acento).

3.     Potencia

La potencia también está muy ligada al uso que se le va a dar al aplique.

·Para una bombilla incandescente, la potencia recomendada sería de entre 16-24W.

·Para una bombilla LED, la potencia recomendada oscilaría entre los 10 y los 15W.

4.     Intensidad

Los apliques de pared deberían emitir una intensidad mínima de 200 luxes. Ahora bien, esta cantidad puede incrementarse o disminuir en base a donde se vayan a poner.

Si estamos hablando de un pasillo o de una entrada, la intensidad mínima podría ser de 150 luxes.

5.     Material

Además de los criterios ya citados, el material en el que se fabrica el diseño de pared es muy importante (especialmente porque debe combinar con la decoración del lugar).

Materiales como el plástico, metal y cristal son los materiales más habituales, aunque también podemos encontrar otros como el níquel o el lino.

También te recomendamos leer las características de cada tipo de material para ver si se adapta al uso que estás pensando en darle.

Estas 5 características te ayudan a dar con los apliques para dormitorio que has estado buscando. Tenlas presentes y verás cómo no tardas en encontrar los adecuados.

Ir arriba