5 claves para mantener el orden en casa

Es cierto que no todo el mundo tiene la paciencia, interés y tiempo para mantener el orden en el hogar, sobre todo, porque muchas personas no lo ven como una necesidad primordial. Por ende, no toman en cuenta todos los beneficios que trae consigo tener el hogar totalmente organizado y con una buena imagen.

Ahora bien, el hogar es un espacio de confort donde se busca descansar y se espera obtener tranquilidad y paz; así como también diversión, por lo tanto, es considerado como un templo sagrado para cada familia. Es por ello que una de las expresiones de amor que se puede dar a sí mismo y al lugar, es mantener todo espacio del hogar ordenado y limpio, de esta manera ayuda a eliminar aquellas sensaciones que causa la desorganización.

¿Cómo puedes dar el primer paso para mantener el orden en tu hogar?

El desorden es una problemática que va más allá de ser responsable con el hogar, se trata de crear un sentimiento de apropiación y un hábito a través de una rutina que sea complaciente y sin obligaciones, es decir, donde la persona se encuentre motivada realmente a dar ese paso diario de mantener organizado su propio espacio.

Para ello es necesario conseguir un método que sea favorable, y por supuesto, que se acople a las necesidades de cada uno. A continuación, 5 claves para conservar el orden en casa:

  1. Determinar los espacios prioritarios: En ocasiones son muchos los espacios del hogar que se encuentran desorganizados en todo sentido; para esta situación, lo recomendable es tomarse un día completo para darle orden al lugar. En caso de no poder, entonces es ideal priorizar qué lugares requieren de mayor atención para poder ejecutar una acción lo más pronto posible.
  2. La regla de los 5 minutos: Dedicar 5 minutos de tu rutina diaria para acomodar lo que se encuentra fuera de su lugar, bien sea, ropa, utensilios de la cocina, los objetos del salón, entre otros. Es una forma sencilla que se puede aplicar diariamente para conservar una buena organización en el hogar y así, no acumular objetos que puedan estar en lugares de la casa donde no deberían estar.
  3. Aplicar una buena organización de prendas: Este apartado aplica para la ropa, pues es uno de los objetos que más estrés aporta por ser elementos de uso diario. Por ende, lo recomendable es tener diferentes objetos de almacenamiento que tengan divisiones para organizar mejor la ropa. De igual manera, es muy buena idea ubicar repisas y estanterías de forma estratégica para evitar tirar la ropa en el piso o cualquier otro lugar de la casa que no sea el correcto.
  4. No olvidar la limpieza: Es necesario saber que la limpieza es fundamental en cualquier hogar, de hecho, se podría afirmar que aunque exista un orden de enseres, si los espacios no se encuentran limpios, no hace mucho la diferencia. Por lo que se recomienda utilizarproductos que sean específicos acorde a la necesidad del lugar. Por ejemplo, si se trata del baño, los productos deben ser acorde.
  5. Crear una rutina: este punto es el más importante de todos. De hecho, según datos psicológicos, se afirma que solo se necesitan 21 días para crear una rutina que se convierta en un hábito fácilmente. Pues el mantenimiento se da por repetición diaria de la actividad que se hace cotidianamente. Así que la mejor opción es planificar de forma diaria qué se puede hacer en el hogar. Por ejemplo: Día lunes se limpia a profundidad las habitaciones, día martes el salón, día miércoles los baños, y así sucesivamente hasta crear la rutina.

Realmente mantener el orden en casa no es cosa fácil de realizar, no obstante, al crear una rutina constante y dedicada hace que las cosas sean más sencillas de hacer, más aún cuando hay una buena planificación y organización de los enseres del hogar, ya que esto trae consigo diferentes beneficios, tal como tranquilidad y confort en el propio espacio.

Ir arriba