Cómo decorar el cuarto de un bebé

El cuarto de un bebé es una parte de la decoración de la casa que no se suele preparar de entrada. Puede que montemos una habitación infantil, genérica, con colores unisex, que nos servirá también como habitación de invitados hasta que vengan los bebés, pero sin incluir cuna, ni cambiador ni nada específico de un recién nacido.

Hay quién prefiere no montar nada, y dejarla como una habitación vacía o de trastos y después comenzar a montar desde cero en función del sexo.

Por ejemplo, en la habitación que vemos a continuación, se ha creado una habitación para una niña, en color blanco y con algunos elementos en color lavanda. Como bien nos explican, la habitación es amplia y está preparada para transformarse una vez que la niña crezca y sea una pequeña o una joven. La cuna es bastante grande así que suponemos que también servirá en un futuro como cama.

Ir arriba