Como colocar un mural de papel en la pared

El papel decorativo es desde hace muchos años una opción a la pintura en la decoración de las paredes. Llego hasta Europa procediente de Oriente en el siglo XVII y la revolución industrial provocó su impulso gracias al avaratamiento de su fabricación por la mecanización.

Desde entonces han estado presentes en la decoración, y poco a poco fueron apareciendo los motivos sencillos, habitualmente florales, más tarde las formas geométricas en los años 30 y 40, y durante los 60 y 70 tuvieron su máximo apogeo. A principios del siglo XXI los vinilos adhesivos parecieron tomarle la delantera, pero sin embargo el papel sigue resistiendo, aunque con innovaciones como la imágenes digitalizadas, estampados retro o papel pintable para personalizarlo.

A continuación vemos cómo sería la sencilla colocación de un papel de pared, esta vez no para la pared completa, sino para configurar un mural que resalte sobre un muro.

Ir arriba