Cómo adaptar una habitación para personas discapacitadas

Aquellas familias que tengan en casa alguna persona con algún tipo de discapacidad, seguro que os habéis tenido que enfrentar a la situación de tener adaptar el dormitorio buscando la máxima comodidad. El problema aquí es saber cómo llevar a cabo esta adaptación para que el resultado final sea el óptimo. Como no siempre resulta sencillo, hoy queremos compartir con todos nuestros lectores algunas recomendaciones para hacer de este espacio un lugar mucho más acorde a las necesidades de estas personas.

Redistribuir el espacio de la habitación

Lo primero por donde deberíamos empezar, es por llevar a cabo una redistribución del espacio de la habitación. Hay que tener en cuenta que estas personas discapacitadas suelen hacer uso de algún tipo de instrumento que les facilita su movilidad, como puede ser muletas, andadores o sillas de ruedas. Para que su desplazamiento por la habitación sea más cómodo, es fundamental dejar un amplio espacio libre de obstáculos para que puedan moverse libremente, e incluso ese espacio debe ser suficiente para realizar giros con la silla de ruedas.

Uso de camas articuladas

A la hora de adaptar una habitación para una persona discapacitada, instalar una cama articulada con mando eléctrico debería ser algo primordial ya que se encargarán de dotar de mayor autonomía tanto al discapacitado como a sus cuidadores. Comprar este tipo de camas puede ser visto como una de las mejores inversiones para conseguir mayor comodidad y calidad de vida.

Gracias a su motor, desde el mando de control es posible elevar tanto la zona del cabecero como la zona de los pies, lo que permite poder cambiar de postura de una forma más sencilla y eficaz. También suele ser habitual que puedan subir y bajar, haciendo más cómodo todo el proceso de levantarse de la cama y de acostarse en ella.

La importancia de un buen colchón

Si el uso de una cama articulada hemos dicho que es importante, no menos lo es el uso de un buen colchón que ofrezca toda la comodidad que cualquier paciente pudiera demandar. Es el caso del colchón altering, un colchón de aire anti escaras que está formado por diferentes capas de aire y que permite aliviar y repartir los puntos de presión de aquellas personas que pasan mucho tiempo encamados.

Este tipo de colchones se colocan sobre la superficie de un colchón normal, contando con una bomba de aire que se encarga de su inflado. Mediante esta bomba, es posible regular su dureza.

Canapés articulados

Como alternativa a las camas articuladas, nos encontramos los canapés. Estos cuentan con las mismas ventajas que las camas respecto a la salud y comodidad de la persona que lo utiliza, pero además ofrece un espacio extra donde poder almacenar cualquier objeto del hogar. Además, gracias a que se utiliza un mando para realizar los movimientos, su uso es realmente cómodo.

Aspecto del dormitorio

Que un dormitorio se adapte para personas discapacitadas, no significa que este sea agradable y bonito. Hay que tener en cuenta que las emociones positivas juegan un papel muy importante para todas esas personas que se pasan gran parte del día encamados dentro de una habitación. Para conseguir esas emociones positivas, se recomiendo dejar de lado los colores apagados, apostando por otros que aporten colorido y optimismo.

A lo largo de nuestra publicación hemos hablado de algunas cosas que deberíamos tener presentes a la hora de adaptar una habitación para personas discapacitadas, aunque no son las únicas. Lo más importante, es conseguir un ambiente lo más cómodo y placentero posible para esa persona.

Ir arriba