Claves para decorar tu hogar y darle un estilo industrial

En los últimos años, el estilo industrial se ha convertido en todo un referente a la hora de decorar los hogares de todo el mundo. Se trata de un estilo atemporal, que por mucho que los tiempos avancen, esta decoración no pasa de moda. Materiales como el hierro, el hormigón o la madera son clave para conseguir dotar a la vivienda de un aire retro e incluso vintage, materiales que están presentes en elementos como las lámparas estilo industrial, las paredes o los muebles, por citar algunos casos.

En el caso de que estéis pensando en apostar por este estilo industrial para vuestro hogar, hoy os queremos dejar una serie de claves que os ayudarán a conseguirlo.

Detalles minimalistas

El estilo industrial busca hacer un buen uso del espacio del que se dispone, y para conseguirlo habrá que evitar cargar las estancias con elementos que no aportan nada. Es importante elegir muy bien los elementos decorativos, objetos que tengan un significado y que aporten personalidad. Apostar por piezas antiguas como libros, baúles o lámparas retro son todo un acierto.

Espacios abiertos y diáfanos

Una de las características principales del estilo industrial, es aprovechar al máximo la luz natural. Para conseguirlo, es primordial contar con espacios abiertos y diáfanos, evitando aquellas piezas que sean muy voluminosas y que se interpongan en la entrada de luz.

Como recomendación, puedes eliminar tabiques para unificar los espacios. También puedes crear diferentes ambientes con elementos que dejen pasar la luz natural.

Metal, hierro y madera

Como ya hemos comentado al principio de la publicación, materiales como el metal, el hierro o la madera son característicos de este estilo. Son materiales que suelen combinar muy bien entre sí, creando espacios muy armoniosos. También tienen lugar muebles vintages, sofás Chester o las imágenes en blanco y negro.

Estructuras y paredes al desnudo

Otra de sus grandes características es su tendencia a dejar las estructuras a la vista. Cuando hablamos de estructura nos estamos refiriendo a tuberías, instalaciones de aire, cables eléctricos… Otra manera de conseguir un estilo industrial es apostar por las paredes de hormigón o ladrillo visto. Lo que se busca es asemejarse a las antiguas fábricas americanas. Hoy en día, gracias al papel pintado, es posible conseguir este efecto de forma sencilla.

Si nos centramos en los techos, estos tienen a ser muy altos, además de mostrar su estructura de vigas de madera o de metal. Como podéis ver, características típicas de las naves industriales.

Colores neutros

En el caso de los colores, los que predominan en esta decoración son los neutros como los negros, grises o marrones, tonos apagados y lejos de otros más luminosos. A pesar de esto, siempre es posible romper esta monotonía con algún contraste de un color más fuerte, pero siempre sin abusar de ello.

Detalles en la iluminación

decoracion industrial

Ya hemos hablado de que se trata de una decoración minimalista, por lo que no hay que abusar de los detalles decorativos. Podemos aprovechar la elección de las lámparas para darle nuestro toque personal. Aquí podemos decantarnos por el uso de focos de cine o lámparas colgantes metálicas. Últimamente también está de moda grandes bombillas que cuelgan del techo, sin ningún otro elemento a su alrededor.

En el caso de querer darle un toque más vintage a la decoración, siempre podemos optar por el uso de carteles de neón, ideales en lugares como encima del cabecero de la cama, encima del sofá o en la pared de la cocina.

Además de lo que hemos comentado a lo largo de la publicación, ¿qué otras claves pensáis que son importantes a la hora de apostar por un estilo industrial? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here