Un toldo improvisado

Si tienes la gran suerte de contar con una terraza, un jardín, un patio o cualquier espacio exterior, ahora que ha llegado el buen tiempo y los días cálidos, seguramente te apetece de poder disfrutar de ese espacio…
Y es que contar con en espacio exterior o abierto en casa es todo un privilegio que no se debe desaprovechar.

A lo largo del día hay algunas horas en las que el sol es demasiado fuerte y no es posible de disfrutar de la terraza o el jardín. Por eso hoy te proponemos una alternativa: instalar un pequeño toldo que te proteja del sol.

Se trata de un práctico y bonito toldo que puedes realizar tú mismo/a de forma fácil y a las medidas de tus ecesidades y del espacio.

toldo

Son muy pocos los materiales que se precisan para realizar este toldo: el tejido que más te guste, cinta de algodón, hilo, máquina de coser y ojetes.Con tan sólo estos materiales tan sencillos podrás adaptar el tejido convirtiéndolo en un toldo que proteja parte de tu terraza o jardín.

Dejar respuesta