Recicla tu vieja bandeja

En tiempos de crisis todo vale si de ahorrar se trata. Y hoy, te propongo que en lugar de tirar tus viejas bandejas, esas que de tanto uso han quedado algo estropeadas o que simplemente ya no te gustan, les des un cambio que te permita reutilizarlas. Se trata, simplemente, de convertirlas de nuevo en una bonita y funcional bandeja.

Para realizar y llevar a cabo esta idea o proyecto son muy pocos los materiales que vas a necesita, de hecho lo único que necesitas es la propia bandeja, una brocha, un tinte, un poco de agua y papel adhesivo con un estampado o color que te guste.
Lo único que debes hacer es teñir o pintar la bandeja y, para añadir color y originalidad, forrar el fondo de la misma con un bonito papel.
En caso de que tu bandeja no sea de madera, en lugar de tinte, puedes utilizar otro tipo de pintura indicada para el material del que esté fabricada la bandeja. El resto del procedimiento si sería el mismo, una vez pintada, forrar el fondo con el papel adhesivo.

¿A qué esperas? ¡Renueva tus viejas bandejas!

Ir arriba