Consejos para empaquetar nuestras pertenencias en una mudanza

Son muchos los expertos que afirman que organizar una mudanza puede ser una de las cosas más estresantes de la vida. Si lo has vivido en primera mano, seguro que estarás de acuerdo con esta afirmación. Son muchas cosas las que hay que organizar para que todas nuestras pertenencias lleguen al nuevo destino sin ningún tipo de problema y sin dejarnos ningún paquete por el camino. La clave a la hora de organizar la mudanza está en empaquetar nuestras cosas de forma correcta. Para ello es muy importante utilizar los embalajes adecuados, así como cintas adhesivas de buena calidad que nos garantice el cierre correcto de los paquetes o escribir en cada uno de ellos su contenido para localizar las cosas de forma más fácil.

Si estás en la situación de tener que realizar una mudanza, hoy queremos compartir con todos vosotros algunos consejos para que al empaquetar vuestras cosas todo sea más fácil.

Elegir las cajas adecuadas

Puede ser que pienses que una caja es una caja y que todas son iguales, aunque a la hora de la verdad esto no es así. Hay cajas de diferentes tipos, diseños y dureza. En el caso de organizar una mudanza, es primordial seleccionar la caja ideal según el tamaño de los objetos a transportar y el peso de estos. Por este motivo, es importante hacer una previsión de cajas de distintos tamaños.

Empaquetado de las cosas pequeñas

En los casos de objetos pequeños y frágiles, en vez de utilizar cajas podemos utilizar sobres acolchados que nos ofrezcan la seguridad que necesitamos para que estos no sufran ningún tipo de daños. También son perfectos para tener todo mejor organizado. Puede ser buena opción para los pendientes, pulseras, relojes o documentos de gran valor.

Haz limpieza de las cosas que no utilices

Las personas solemos acumular multitud de cosas que no utilizamos pero que las vamos dejando ahí por si acaso, aunque sabemos que no las utilizaremos nunca más. Aprovecha este proceso de mudanza para deshacerte de todas aquellas cosas que ocupan espacio y no utilizas. Por ejemplo, la ropa que no te pones desde hace años, las puedes donar a beneficencia. De esta forma, reducirás el volumen de la mudanza, haciendo que el proceso de empaquetar todo sea más fácil.

Etiquetar las cajas

Una de las ventajas de utilizar cajas de cartón y sobres acolchados en las mudanzas, es la posibilidad de escribir sobre ellas. Gracias a esto, podrás tener todo mejor controlado, teniendo localizado cada uno de los objetos. Es suficiente con un simple rotulador para identificar lo que dentro de cada una de esas cajas y a que parte de la casa corresponde. Así al llegar al destino, las podremos dejar en la habitación donde habrá que desempaquetarla.

Cuidado con los objetos frágiles

Esto es algo básico pero que no siempre se tiene en cuenta. No todo los objetos tienen el mismo grado de fragilidad. En estos casos, es recomendable hacer uso de algún material que sea capaz de proteger los objetos antes cualquier golpe. Por ejemplo, el uso de plástico de burbujas, un material muy utilizado para este fin.

No cargar demasiado las cajas

Aunque las cajas suelen soportar mucho peso, no es bueno llenarlas mucho ya que pueden llegar a romperse, afectando a todo lo que hay en su interior. También hay que tener presente que a mayor peso, mayor problema tendremos para moverlas. Intenta que el peso de la caja sea manejable por una única persona.

Además de los consejos que hemos visto a lo largo de nuestra publicación, ¿qué otras cosas pensáis que son importantes tener presente en todo este proceso? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta