Tres maneras de decorar un salón

Los complementos, son los encargados de dar vida y personalidad a cualquier decoración. Sin complementos la decoración es plana y fría.
Además de otorgar personalidad y estilo, son los encargados de convertir el espacio en un lugar agradable y acogedor.

Una de las mayores ventajas que nos ofrecen los complementos que que simplemente modificando algunos elementos la decoración puede cambiar de forma rotunda.
A través del siguiente vídeo puedes comprobar la infinidad de posibilidades que tienes al alcance de la mano con tan sólo modificar los colores, los textiles o colocar un papel pintado en la pared. El vídeo, lo que muestra concretamente es tres decoraciones diferentes en un mismo espacio:

  • La primera propuesta es un acogedor salón en tonos azules y crudos que además presenta una propuesta muy interesante y original: una franja en la pared a la altura de la vista que se ha utilizado para mostrar fotografías. Un detalle, sin duda alguna, muy personal y con  mucho estilo.
  • La segunda propuesta presenta una decoración en tonos muy suaves: verdes y blancos. Aunque, en este caso, se ha utilizado para dar fuerza a la decoración algunos ‘toques’ de rojo y un tono salmón muy intenso.
  • La tercera y última decoración nada tienes que ver con las dos anteriores, en este caso se ha apostado por lo contrario, por una decoración en tonos vibrantes como lo son el rojo y el verde. El resultado, en este caso es una decoración más moderna y con cierto aire juvenil.

 

Ir arriba