Reformas de baños y cocinas, la que se avecina

Pensar en hacer una reforma siempre suele terminar con una cierta inquietud en el estómago por la que se nos viene encima, especialmente si la reforma se va a realizar en un baño o en una cocina, lugares en los que además de decorar hay que realizar bastante instalación eléctrica y también de cañerías.

En función de la magnitud de la reforma pueden ser semanas (pocas veces son sólo días) o meses. La reforma que vemos en el baño ha sido integral, creo que no ha quedado nada de lo que había en el antiguo baño o habitación. Son días de estrés al ver como una parte de tu casa esta, por decirlo de alguna forma, despedazada, pero el resultado final merece la pena.

Poco a poco vamos viendo los resultado y al final tenemos el cuarto de baño o la cocina que deseábamos y que seguro disfrutaremos.

Dejar respuesta