Recicla tu vieja valilla y conviértela en un bonito portavelas

portavelas

Que se rompa de vez en cuando alguna pieza de la vajilla es algo habitual… Al final, unos tendemos a guardar el resto porque »nos da pena» y al final acumulamos un montón de piezas que sólo nos restan espacio de almacenaja. Otros, sin embargo, prefieren directamente deshacerse de la vajilla o las piezas que van quedando desparejas, precisamente para ahorrar espacio. Bien, hoy os voy a mostrar una idea perfectamente válida tanto para los unos como para los otros, ¡para todos!

La idea es que recopiles todas esas viejas tazas, platos, teteras… y las conviertas es un precioso y encantador portavelas que, una vez integrado en tu decoración, constituirá un »toque» vintage, diferente y muy original.

Para realizar el portavelas sólo necesitas colocar las piezas unas sobre otra, como si estuvieras realizando una torre, hasta lograr una forma que te agrade. Una vez tengas claro el diseño, bastará con que fijes las piezas uniéndolas con silicona caliente. Puedes ver cómo se hace paso a paso a través del siguiente vídeo:

Ir arriba