Decorar una caja de pañuelos de papel

Por fin parece que vamos a dejar atrás el frío y cuando ya estamos alegrándonos de librarnos de los resfriados los alergólogos nos avisan de una privamera repletita de polen y con complicaciones para los alérgico. Ojos rojos, tos y estornudos serán el pan de cada día y por eso es imprescindible llevar siempre a mano un paquete de Kleenex, fuera o dentro de casa.

Por casa pueden estar en cualquier lugar, pero si te preocupa el aspecto estético que pueda causar en tu decoración tener cajas de pañuelos de papel repartidas por varios lugares de la casa, tenemos el remedio. Sólo necesitas un trozo de tela que sea de tu gusto y que se pueda incluir en la decoración. Ya está.

El resto lo conseguirás siguiendo las instrucciones que verás a continuación. Eso sí, cada vez que se acabe la caja tendrás que repetir la operación.

Ir arriba