Decorar con espejos

Si existe un elemento sencillo que puede dar mucho juego a la hora de decorar un ambiente, ese es el espejo.

Los espejos son el recurso perfecto para iluminar, ampliar y aportar sensación de continuidad y amplitud. Además son capaces de crear perspectivas diferentes y originales en las que  participa no sólo el propio espejo, sino también todos los elementos que se reflejan en él.

¿Dónde ubicarlos?.

Los espejos son piezas aptas para cualquier espacio, es aquí donde entran en juego sus ventajas. Si tienes una habitación demasiado pequeña te ayudarán a crear una sensación de amplitud. Si cuentas con un espacio con poca luz, los espejos serán tus aliados. Si quieres dar a tu baño un toque de distinción, con espejos lo puedes conseguir… Las posibilidades que los espejos te pueden ofrecer son múltiples, sólo tienes que adaptarlos a tus necesidades.

Solamente ten en cuenta tres cosas:

• Un espejo nunca debe reflejar la luz del Sol.

• Que no reflejen ninguna parte que prefieras mantener fuera de la vista de los visitantes.

• Un espejo nunca debe reflejar una pared vacía, ya que la sensación que aporte será precisamente de vacío y frialdad.

Ir arriba