Truco casero para alargar las pestañas ¿Reales o postizas?

¡Te dejo un truco casero para alargar las pestañas! El resultado es tan extraordinario, fácil y sencillo de llevar a cabo, que parece mentira que se utilice solo una cuchara de metal para conseguirlo ¿Qué te parece?

Si normalmente alargas tus pestañas, tirando de postizas estupendas para tus looks más impresionantes, tienes que probar este truco. Ideal si te has quedado sin tu rizador o ese pequeño aparato de metal, estratégicamente diseñado para ponerte las pestañas postizas, no te desesperes y ¡busca una cuchara sopera!

pestañas largas
Fuente: Michael Sandoval

 

En el vídeo que te propongo, sale un estupendo truco para alargar tus pestañas. Sinceramente el truco merece la pena intentarlo. Pero es cierto que yo haría una mejora. Una vez que te hayas pasado la cuchara de metal, cuando vayas a pasar la máscara de pestañas, procura no excederte en la pintura. Uno de los fallos que encuentro, a nivel estético es este. El rímel se ha utilizado en exceso, por lo que las pestañas aparecen totalmente separadas y casi con grumos.

Pero realmente el truco casero es buenísimo, ya que actúa como un rizador metálico. La idea es pasar el borde o canto de la cuchara, por tus pestañas. En el vídeo se muestra muy fácilmente. Con cuidado de no tirar mucho de la piel o meterte la cuchara en un ojo, sujeta el cubierto al borde de la raíz y estira para dar forma. Como si fuera una serpentina, la cual intentas rizar con unas tijeras. Pero suavemente.

El resultado, después de unos instantes, es inmediato… y sino, compara con el otro ojo. Ya de por sí es estupendo este truco. Pero si quieres mantenerlo durante más tiempo y hacer que las pestañas aún se vean más largas, añade una buena mascarilla. Para que quede mejor que en el vídeo, pasa la máscara una vez escurriendo el cepillo y haciendo el movimiento desde la raíz hasta las puntas.

Si quieres mayor volumen, vuelve a dar una capa con el cepillo casi seco. Pero esta vez el movimiento será en horizontal, como si las cepillases un poco. Por último vuelve a aplicar otra capa. Siempre deja secar un poco entre capa y capa. Además, procura que tu resultado sea fino y sin grumos. Estos últimos arruinan el maquillaje.

El resultado en el ojo maquillado, que se ve en el vídeo, no es el mejor debido a estos grumos.Pero la técnica es excelente para dar la largura deseada. ¿Qué te parece este truco casero? ¿Qué otras ideas podrías aportar?

Dejar respuesta