La sala de espera ideal para tu oficina

Al igual que ocurre cuando entramos en una casa, donde la primera impresión es importante, en una oficina o centro de trabajo ocurre lo mismo. Si queremos que nuestros clientes o futuros clientes se sientan a gusto en ella, es importante contar con una sala de espera que les proporcione todo el confort necesario mientras esperan su turno para ser atendidos. Debemos tener en cuenta que en ocasiones estas personas que visitan la oficina pueden estar esperando durante mucho tiempo, por lo que es necesario que esa espera se haga lo más agradable posible. Para conseguirlo, es necesario tener en cuenta los muebles utilizados, así como el estilo de la decoración y los colores elegidos. Veamos algunas características que nos ayudarán a conseguir la sala de espera ideal.

Sillas y sillones para la sala de espera

Quizás sea la parte más importante de la sala de espera, ya que serán en ellos donde los usuarios se sienten a esperar ser atendidos. Es importante contar con sillas que ofrezcan una postura cómoda y saludable. Es el caso de las sillas confidentes, sillas pensadas para todo tipo de salas de espera y que ofrecen todo lo que se necesita para ofrecer comodidad.

Además de la comodidad, tampoco hay que olvidarse de otras características como son la resistencia y la durabilidad. Recordar que serán muchas las personas que pasen por ahí causando un gran desgaste.

Decoración del espacio

Otro de los puntos a tratar es la decoración y el equipamiento auxiliar que formará parte de la sala de espera. Al igual que el punto anterior, la tendencia es buscar elementos que hagan al cliente una espera más agradable. Para ello, se recomienda colocar una mesa auxiliar próxima a zona de descanso donde pueda colocar sus pertenencias. También es importante contar con algún revistero con revistas actualizadas relacionadas con el sector de la compañía para que el cliente se pueda distraer durante la espera. Otros accesorios que podrían formar parte de la sala de espera son una televisión anclada en la pared, una máquina de café o un dispensador de agua. Si a esto le sumas una conexión WiFi abierta, la espera será mucho más agradable.

Color de las paredes de la sala de espera

No todos los colores crean el mismo efecto en el ánimo de las personas. Lo recomendable es utilizar colores que generen sensación de tranquilidad y para ello el blanco y los tonos cálidos suelen ser opciones muy recomendadas. También es importante que el color de las paredes estén en armonía con el color de los muebles elegidos. Por último, no os olvidéis de vestir las paredes con cuadros o láminas decorativas. Para dar un toque diferente, los vinilos decorativos son otra opción perfecta.

Luz en la sala de espera

Para terminar, es importante poner mucho cuidado a la hora de elegir la luz que inundará la sala de espera. Lo más recomendable es que cuente con luz natural procedente del exterior, pero esto no siempre es posible. En aquellos casos en los que haya que tirar de luz artificial, apostar por aquella que os ayude a crear espacios agradables y que no resulten incómodas a las personas.

¿Qué otras características pensáis que hay que tener presentes para asegurarnos que la sala de espera sea cómoda para los visitantes? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta