DIY: decoración de paredes con un acabado rústico

0
981

Ahora se ha puesto muy de moda el estilo rústico, una  una estética muy utilizada que incluye elementos que giran en torno a la naturaleza, y se inspiran en hogares campechanos y tradicionales.

El estilo rústico puede utilizarse en todas las partes de la casa, y es muy común integrar elementos de líneas más modernas y contemporáneas con él, mezclándose en perfecto equilibrio.

Si queréis hacer que una pared de vuestra casa tenga un acabado rústico, sin necesidad de utilizar piedras y maderas en ella, podéis seguir el videotutorial que os mostramos a continuación. Es una manera fácil y original con la que personalizar tus paredes.

 

Materiales que necesitamos:

  • plaste especial
  • cubo
  • agua
  • batidora
  • cinta de carrocero
  • espátula
  • llana de plástico
  • cepillo
  • cera teñida
  • tinte especial
  • brocha

 

Pasos que tenemos que seguir

Primero emplearemos un plaste especial para crear una serie de rugosidades y texturas,y  para ello necesitaremos un cubo y un poco de agua. Hacemos la mezcla con las proporciones indicadas por el fabricante, para lo cual utilizaremos una batidora. Es muy importante al hacer diferentes mezclas poner siempre las mismas proporciones.

Antes de empezar a pintar , hay que tapar todos los elementos como rodapiés, jambas, etc con cinta de carrocero. Para aplicar el plaste emplearemos una espátula y una llana, extendiéndolo en paños de 1 o 2 metros para luego con una llana de plástico poder crear distintas texturas.

Posteriormente, cuando este seco, cogeremos una lija para suavizar las aristas y luego limpiamos con un cepillo para eliminar el polvo resultante .

Para realizar el acabado que nos guste necesitaremos una cera teñida con  tinte especial o tierras naturales. La  licuamos para poderla aplicar con brocha,y por ultimo con un trapo pasar la pared aún húmeda para hacer una limpieza selectiva.Si queremos enriquecerlo aun más con distintos tonos y darlo otro toque, podemos aplicar ceras con distintos colores.

Si la pared ya es rústica podemos darla un toque de color preparando una “aguada” con agua , látex y un pigmento natural o con tintes. Aplicamos también con brocha para después limpiar con una esponja húmeda, mas o menos, según el acabado que queramos.

¡Y esto es todo!

Ya podemos probar e ir cambiando la decoración de las paredes para dar  otro toque especial a nuestro hogar.

Dejar respuesta