Baños de distintos colores para inspirarte

Baños de distintos colores

Si estás redecorando el baño y aún no te has decidido por el color de los acabados, piensa que la paleta es muy grande. Si no te has decidido, queremos ayudarte con algunos ejemplos de baños de distintos colores. ¿Con cuál te quedas?

Baños de distintos colores: amarillo

El amarillo es un color divertido y alegre, el cual se identifica con el sol, la primavera, la playa… Es un color precioso que sirve en decoración para iluminar las zonas, ampliar las mismas y avivar los espacios.

Podemos encontrar este color en muy diversos tonos, más de 100 que ya son donde elegir. La verdad es que es un color que recuerda al verano y eso nos encanta. En colorimetría, el amarillo, levanta el ánimo y el entusiasmo. Realmente es un color que ayuda a iluminar los espacios, si se sabe utilizar.

Si buscas un color con mucha fuerza, este es uno de ellos. No tienes que decorar con miedo, solo saber hacerlo. Ya que concierta claves para combinar quedará de lujo. Este color lo puedes incluir en tus espacios, en este caso en el baño, si sabes elegir a su compañero ideal.

El amarillo puede ir perfectamente con el blanco o con el gris, dos colores estupendas para formar pareja. Gradúa bien los niveles de intensidad del amarillo a utilizar y el contraste que hará con el resto de la estancia. Si consigues un equilibrio, evitarás las habitaciones estridentes o demasiado cargantes.

Baños de distintos colores: azul

El color azul combina muy bien en el baño puesto que transmiten calma, tranquilidad y mucho frescor. Recuerda al mar, al cielo y es un bálsamo para el ánimo. Realmente el color azul ayuda a tranquilizar la vista y el corazón.

En decoración puedes aprovecharte de este color para crear ambientes relajados, frescos y sencillos. Si quieres aportar calma y tranquilidad al baño, un lugar donde se pasa parte del día, aprovecha este color. 

El azul, según la psicología del color, ayuda a relajarnos fácilmente por ello también es bueno colocarlo en el dormitorio. Además, este color puede asociarse al estilo navy, ya que recuerda al mar, los barcos, marineros. Pero realmente se adapta a cualquier estilo. ¿Qué te parece?

Si quieres conseguir que tu baño tenga un ambiente de relax, tipo spa, escoger el color azul será todo un acierto. Además, aprende a combinar sus tonos con blancos o marrones, ya que quedan fantásticos.

Baños de distintos colores: rosa

Este color tan positivo tiene mucha energía en decoración. Es un color protagonista, optimisa, purificador, armonizador y romántico. Se suele asociar con la inocencia, el encanto, la delicadeza, el romanticismo. Además, transmite alegría y, al mismo tiempo, calma.

Puedes escoger entre diferentes tonalidades de color rosa. Los que contienen más dosis de blancos son rosas muy luminosos ideales para abrir espacios. Pero también puedes escoger tonalidades algo más subidas de tono. Lo importante es que escojas un buen compañero para que el espacio quede equilibrado.

El rosa combina muy bien con el blanco y también lo hace con el gris. Este último funciona de forma esquisita siendo la pareja parefecta la cual transmiten tanto serenidad como romanticismo.

Baños de distintos colores: gris

El color gris es un neutro que admite casi cualquier color como acompañamiento. Es ideal para transmitir luces y además contrastes muy hermosos. Si lo combinas con blanco vas a lograr espascios muy elegantes. Pero también lo puedes combinar con colores pasteles como celeste, rosa, salmón o marfil.

También puedes aportar un toque de calidez utilizando el gris y tonos tierras como rojizos, amarillos o marrones. De esta manera vas a crear espacios mucho más acogedores. Si buscas toques vivos en el baño puedes utilizar rojos, verde pistacho o incluso un azul turquesa para ciertos matices.

Puedes encontrar muchísimas tonalidades de grises, la cual encaja con la mayoría de las estancias de la casa. Todas aportan tranquilidad, relajación y además pueden quedar muy, muy elegantes si se sabe escoger el color acompañante. 

El gris es un color divino para utilizarlo en cualquier parte de la casa, incluido el baño. Puedes combinarlo con texturas naturales como la madera, el ratán y otros complementos. De esta manera convirtiremos los espacios en estilo rústico.

Los grises claros, con una alta dósis de blancos, aportan más amplitud. Esto es genial para espacios reducidos. Esta tonalidad es perfecta para una decoración moderna o de tipo minimalista. Por otro lado, las tonalidades medias son perfectas para hacer contraste con tonalidades pasteles o con el color blanco. Por último, los grises más oscuros son perfectos para acompañarlos de acentos de color.

Baños en color naranja

El color naranja aporta alegría y calidez a los espacios. Es un color que sea asocia con la energía positiva, la sociabilidad y la diversión. Realmente es un estupendo color para cualquier estancia de la casa, si se sabe combinar y aprovechar bien.

Para aportar toques divertidos, el naranja es el color estrella. Quizás no es uno de los colores que más se utiliza en las paredes, ya que suele utilizarse en objetos, muebles o textiles. Pero no significa que no se pueda poner en las paredes, solo que hay que saber utilizarlo bien y combinarlo mejor aún.

Un toque de naranja vibrante en una pared puede ayudarnos a dar nueva vida y a renovar una habitación. Si te parece demasiado, apuesta solo por una pared o parte de ella para resaltarla y convertirla en el centro de la estancia.

Otra buena opción es apostar por los tonos naranjas en los complementos para darle así más frescura a un espacio gracias a la decoración naranja. Cojines, jarrones, lámparas o incluso muebles cobrarán vidaen este precioso color, tan lleno de energía. ¿Qué te parece?

Baños de distintos colores
Fuente: realhomes

¿Te ha sido de utilidad este post con ideas de baños de distintos colores? ¿Buscas ideas para reciclar de todo un poco para el hogar? ¿Necesitas peinados y recogidos fáciles para el día a día? ¿Quieres saber algunos consejos para pintar los muebles de madera?

Ir arriba